La vida de alguien
La vida de alguien
Ezequiel Acuña
.
Drama
2014
.
92min
.

Una década después de la desaparición de su mejor amigo y compañero de banda musical, Guille recibe la propuesta de que un sello edite un disco que habían grabado juntos.

Sinopsis

Ya desde su primera película, “Nadar solo” (2003) quedó clara la estrecha relación del director Ezequiel Acuña con la música. El protagonista y su amigo iban a ver a Jaime Sin Tierra, y la música de la desaparecida banda bonaerense aparecía en un final sensible, con los dos chicos a la orilla del mar. Las referencias pop nada casuales o gratuitas siguieron continuando en su obra, en “Como un avión estrellado” (2005) y particularmente en “Excursiones” (2009), donde no solo se hacía referencia al último disco de Suárez, sino que las canciones de los uruguayos La Foca se colaba entre escena y escena. De hecho ese largo tenía raíces en un corto estudiantil llamado “Rocío”, que desde su mismo nombre se vincula a Daniel Melero. Por eso no es ninguna sorpresa que en este, su último film, trate de una banda de rock (levemente inspirado por la biografía misma de La Foca). En un tono de documental ficcionalizado se narran sus inicios, la grabación de un disco y la desaparición de uno de sus integrantes. Pero además “La vida de alguien” funciona como una perfecta introducción a la obra de Acuña. No solo vuelven las canciones de La Foca y reaparece la figura de Santiago Pedrero, que actuó en todos sus films, sino que también están todos los temas recurrentes de su filmografía: la amistad masculina, el desamparo emocional, los amores no del todo concretados. Pero esta vez, con la madurez (y quizás la amargura) que traen los años.