El almanaque
El almanaque
José Pedro Charlo
.
Documental
2012
.
73min
.

La acción de un hombre cautivo durante más de 12 años, en su denodada lucha por resguardar detalles, por registrar la cambiante existencia a lo largo de los años, por preservar su identidad y las marcas de esos 4646 días

Sinopsis

Tras su evocación de la figura del dirigente sindical y político Héctor Rodríguez ("Héctor el tejedor", 2000), de su evocación de los tumultuosos días posteriores al golpe de estado de 1973 ("A las cinco en punto", 2004) y su retrato del exguerrillero Henry Engler ("El círculo", 2008, codirigido por Aldo Garay), el documentalista uruguayo Charlo aporta otra pieza para armar el rompecabezas aún incompleto de la historia reciente con esta película sobre un recluso del penal de Libertad en tiempos de la dictadura, Jorge Tiscornia, que redactó clandestinamente un diario en forma de almanaque registrando sus experiencias mientras estaba detenido. Estuvo abocado a esa tarea durante doce años, obligándose a cultivar una selección de episodios a contar y una particular capacidad de síntesis, porque no podía escribirlo todo y no quería dejar afuera nada importante. Fue toda una aventura, claro. Libertad (nombre de la cárcel, una de las tantas paradojas de un país que también tiene un Cerro Chato y un Arroyo Seco) era un lugar férreamente controlado, y ocultar el almanaque con el diario no era tarea fácil.
El director y libretista Charlo ha señalado que la experiencia de Tiscornia llamó particularmente su atención porque en ella había “mucha subjetividad, estaba la percepción del individuo y eso es un juego de comunicación que me pareció de una gran potencialidad”. Charlo insiste en que el diario de Tiscornia no es “partidario”, y mucho menos hecho por encargo, sino el resultado de la necesidad “de alguien que ve que los días se le van y que no va a saber que le pasó dos o tres años antes”. El almanaque es el protagonista de la película, añade el cineasta, y su autor un personaje importante pero secundario. Su labor como realizador, agrega, fue darle al personaje y su trabajo un contexto que enriquece el cuadro y lo hace más comprensible. La película no incluye locaciones en la ciudad de Libertad, pero si escenas filmadas dentro del penal, que Charlo considera “el lugar natural de la historia”. La actividad misma narrada en el film “estaba muy condensada”, y correspondía que el estilo fuera igualmente concentrado. Otro aporte a la (¿pequeña?) historia que contribuye a la comprensión de la más grande.

Categorías