Aquel querido mes de agosto
Aquele querido mês de Agosto
Miguel Gomes
.
Drama
2008
.
147min
.
Subtitulado

"Aquel querido mes de agosto" se mueve entre el documental y la ficción, pasando por la crónica musical de una región, en un experimento poético donde no parecen existir los límites y todo luce amalgamado.

Sinopsis

En el corazón del Portugal montañés, el mes de agosto le da a los portugueses y a sus actividades un tiempo de descanso. La gente de todas las edades se reúne para celebrar la amistad y la familia, pero también para enfrentar incendios (uno de los grandes males de Portugal). Agosto es, en suma, una mezcla reconcentrada de toda la vitalidad del corazón montañoso de Portugal. Si el realizador y el equipo de la película hubieran ido directo al objetivo, si se hubieran resistido a la fiesta, la sinopsis se reduciría a: Aquel querido mes de agosto sigue las relaciones sentimentales entre el padre, la muchacha y su primo, músicos de un grupo de música bailable. Amor y música, simplemente. Sin embargo, el film es mucho más. El tiempo, lento, de un mes de agosto en Arganil, esta región pobre y despoblada bautizada “corazón de Portugal” adonde vienen a aclararse y extraviarse algunos turistas, adonde los locales llegan desde su exilio urbano, es el tiempo también en donde lo fantástico eclosiona con lo cotidiano.

El film es una construcción orgánica que refleja exactamente la manera en que Miguel Gomes emprendió este segundo largometraje. Decidió buscar la encarnación de sus personajes in situ, rodar detenidamente los lugares en busca de los protagonistas, encontró, en el camino otras historias, leyendas en miniatura que se entrecruzan y toman poco a poco el peso de los enigmas. Arganil no se limita a ser un decorado pintoresco, es en realidad una tierra donde lo místico es posible. Y por eso el rodaje se permite entrar clandestinamente, y en capas muy discretas, como si fueran pequeños accidentes, en la película.